Permiso por asuntos propios

De PredicWiki

Se consideran permisos retribuidos las autorizaciones para faltar al trabajo, durante el tiempo y por los motivos que se prevén en la normativa aplicable, con derecho a remuneración. Estas situaciones se regulan en el Estatuto de los Trabajadores con carácter de mínimos, pudiendo, a través del contrato individual, o convenio colectivo añadir otros motivos o exigir determinados requisitos para su disfrute y comprobación. En la mayoría de los convenios colectivos de la Administración Pública se conceden seis días por asuntos propios no acumulables a las vacaciones anuales, por analogía con los permisos que disfruta el personal funcionario. Los mínimos que establece el Estatuto de los Trabajadores son los siguientes:

  • El trabajador, previo aviso y justificación, podrá ausentarse del trabajo, con derecho a remuneración, por alguno de los motivos y por el tiempo siguiente:
  • a) Quince días naturales en caso de matrimonio.
  • b) Dos días en los casos de nacimiento de hijo o enfermedad grave o fallecimiento de parientes hasta segundo grado de consanguinidad o afinidad. Cuando, con tal motivo, el trabajador necesite hacer un desplazamiento al efecto, el plazo será de cuatro días.
  • c) Un día por traslado del domicilio habitual.
  • d) Por el tiempo indispensable, para el cumplimiento de un deber inexcusable de carácter público y personal comprendido el ejercicio del sufragio activo. Cuando conste en una norma legal o convencional un periodo determinado, se estará a lo que ésta disponga en cuanto a duración de la ausencia y a su compensación económica. Cuando el cumplimiento del deber antes referido suponga la imposibilidad de la prestación del trabajo debido en más del veinte por ciento de las horas laborables en un periodo de tres meses, podrá la empresa pasar al trabajador afectado a la situación de excedencia regulada en el apartado 1 del artículo cuarenta y seis de esta Ley. En el supuesto de que el trabajador, por cumplimiento del deber o desempeño del cargo, perciba una indemnización, se descontará el importe de la misma del salario a que tuviera derecho en la empresa.
  • e) Para realizar funciones sindicales o de representación del personal en los términos establecidos legal o convencionalmente.
  • f) Por el tiempo indispensable para la realización de exámenes prenatales y técnicas de preparación al parto que deban realizarse dentro de la jornada de trabajo.
  • g) Las trabajadoras, por lactancia de un hijo menor de nueve meses, tendrán derecho a una hora de ausencia del trabajo, que podrán dividir en dos fracciones. La mujer, por su voluntad podrá sustituir este derecho por una reducción de la jornada normal en media hora con la misma finalidad. Este permiso podrá ser disfrutado indistintamente por la madre o el padre en caso de que ambos trabajen.
  • h) Quien por razones de guarda legal tenga a su cuidado directo algún menor de seis años o a un disminuido físico o psíquico que no desempeñe otra actividad retribuida tendrá derecho a una reducción de la jornada de trabajo, con la disminución proporcional del salario entre, al menos, un tercio y un máximo de la mitad de la duración de aquélla. En cualquier caso, y fuera de lo expuesto, los permisos por mera conveniencia del trabajador son siempre voluntarios para el empresario, en tanto en cuanto a su concesión como en cuanto a su retribución. Nada impide que un empresario voluntariamente conceda permisos retribuidos en los supuestos no contemplados por las normas de aplicación.
Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Acciones
Navegación
Herramientas