La suspension del coche

Publicada en Publicada en Automovil, Ciencia y tecnología, INGENIERÍA, PUBLICACIONES

La suspensión de nuestros coches (II):

Sistemas más utilizados

Hasta ahora hemos hablado de los sistemas y configuraciones más comunes de suspensión y que son las que se aplican a la mayoría de los coches. Todos estos componentes pueden ir combinados de muchas formas, lo que origina la posibilidad de diferentes configuraciones. Vamos a describir los montajes más utilizados por los fabricantes tanto para el eje delantero como en el trasero.

La suspensión en el eje delantero

Desde hace muchos años la gran mayoría de los vehículos montan suspensiones delanteras independientes. Esto tiene como ventaja un menor peso no suspendido y que las vibraciones que se producen en una rueda no repercuten en otra. Las ventajas son muchas, el nivel de confort y efectividad aumenta de forma considerable respecto a las antiguas suspensiones rígidas.

El elemento elástico más utilizado en las ruedas delanteras es el muelle, aunque en algunas ocasiones se utiliza la barra de torsión. Las disposiciones más utilizadas son:

  • Suspensión Mc Pherson.
  • Suspensión con doble trapecio.

Suspensión Mc Pherson.

 
Este tipo de suspensiones son las más utilizadas por su sencillez y buen comportamiento. Se trata de un muelle y un amortiguador concéntricos cuyo extremo superior va fijado al chasis y el inferior a la mangueta. El amortiguador suele disponer de un soporte para apoyar el muelle en el extremo inferior y de una copela que lo sujeta al superior. La copela va anclada a la carrocería a través de silentbloc y la parte inferior de la mangueta va sujeta a un trapecio articulado que, a su vez se une al chasis.

Las ventajas son sobre todo a nivel de sencillez y económico, pero en cuanto el nivel de prestaciones supera ciertos límites el sistema no da más de sí y hay que pasar a suspensiones más complejas como el doble trapecio cuando queremos asimilar ciertos niveles de potencia.

Deja un comentario